SINTESIS INFORMATIVA – SECCIÓN FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO 2008 – Jueves 16 de Octubre de 2008

Desilusionó "Dansa de la mort de Verges" en el 36 Festival
Antorchas y policías enmarcaron el desarrollo de Danza de la
Por primera vez, sale de Cataluña la procesión macabra que preside
Llega al Cervantino la Danza de la Muerte
Reportan saldo blanco durante el primer fin de semana del festival
La danza barroca no está muerta, asegura Marie-Geneviéve Massé
Presentarán espectáculo de danza barroca en el FIC
Cancelan el `Hamlet’
“La danza de la muerte de Verges”, en el FIC
En el marco del FIC; detienen a 15 personas
Conjuga danzas el FIC
Llega Cesc Gelabert a derramar su alegría sobre Guanajuato.* La
Pide Ely Guerra a los jóvenes que asisten al FIC trabajar por
Ely Guerra se presenta en el Festival Cervantino
Baño de sangre: La Orestiada
Québec va en 2009 al Cervantino
Exploración sónica Mutek
La danza barroca, con la Compañía L’Eventail, llega al festival
Inauguran 7° Festival Internacional Cervantino Barroco
Inicia el Festival Cervantino Barroco en Chiapas
Abre performance español el Cervantino Barroco en Chiapas
Fiesta a ritmo de Dub
Vibra Guanajuato con virtuosismo de Rodolfo Ponce
Guanajuato, Gto. a
Despliegan operativo en el centro para detener a tres ‘sospechosos’

Vibra Guanajuato con virtuosismo de Rodolfo Ponce

Anuncios

Una respuesta a “SINTESIS INFORMATIVA – SECCIÓN FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO 2008 – Jueves 16 de Octubre de 2008

  1. publicado en http://grandesmontanas.blogspot.com

    martes 14 de octubre de 2008
    Omar Faruk Tekbilek. El Traductor de Dios

    LAURA FDEZ-MONTESINOS SALAMANCA
    ENTREVISTA A OMAR FARUK EN EL CERVANTINO
    Guanajuato, México, 11 de Octubre 2008

    Omar Faruk Tekbilek
    El Traductor de Dios

    Laura Fdez-Montesinos Salamanca

    Debo confesar que la entrevista que solicité con Omar Faruk Tekbilek, el músico turco, no era simplemente para lograr un reportaje con reconocido artista, sino un deseo personal al que aspiraba desde que por primera vez llegase a mis manos su mensaje, contenido como música en envases de discos. Tal deseo provenía de reconocer en la persona del músico, la ideología, la paz, la espiritualidad, y todos los sentimientos que emanan de los sonidos maravillosos de cada uno de sus trabajos, cualquiera de ellos sin desperdicio alguno. Y así fue. Una experiencia personal única y maravillosa que llenó mi corazón de paz y armonía y que desearía compartir con todos los seres humanos. Omar Faruk Tekbilek nació en Adana, población del sur de Turquía, en el seno de una familia de músicos. Temprano mostró excelsas dotes, sin embargo la espiritualidad del Islam lo llevó a considerar los estudios religiosos para llegar a ser Imán (en nuestra cultura equivaldría a ser sacerdote), pero finalmente se decantó por la música, porque para él es el camino más corto para llegar a Dios. A los veinte años se trasladó a Estados Unidos para aprender jazz. Allí conoció a su esposa con quién tiene tres hijos que han colaborado en sus discos. El inicio fue muy duro. Trabajaba largas jornadas en una empresa textil, lo que no le dejaba tiempo para practicar. La constancia, el espíritu, un deseo enorme y la influencia del músico y productor Brian Keane, lo llevó finalmente a triunfar. Hoy día es uno de los artistas más reconocidos en todo el ámbito mundial no sólo como músico, sino como pacifista. Y no es de extrañar: su suprema calidad artística está directamente relacionada con su calidad humana.
    Conocer a Omar Faruk Tekbilek en persona fue como ver el reflejo de su personalidad en su música. Desde la forma cálida, sincera y afectuosa con que aprieta las manos al saludar, su mirada intensa y profunda que emana desde el fondo del alma, una sonrisa pareja y conciliadora, apasionada pero plena de calma cuando expresa las influencias que sobre él han ejercido la poesía de Rumi, el poeta sufí persa que extendió las alas de sus enseñanzas desde Persia hasta Turquía, su país natal; los derviches giratorios originarios de Persia (monjes musulmanes que logran entrar en trance religioso en una especie de danza a base de giros sobre sí mismos) y los colores que representan cada una de las culturas del mundo, provenientes a su vez de una única luz, y de las que ha tomado su espectro para transformarlo en las notas musicales más armoniosas que puedan lograrse, hasta el poder que ejerce su espiritualidad para rodearse de las personas más cálidas y sencillas: no sólo los músicos con que se compenetra para lograr un único armónico en los conciertos, sino su manager Ofer Ziv y su esposa Suzane, personas de una calidad humana extraordinaria, acogedores, generosos, amables.

    La música de Omar Faruk es tan intensa, tan especial, él mismo se ofrece con tanta generosidad en los conciertos, que es difícil no conectar con ella. Sus melodías logran transportar al más desconocedor, al más indiferente, a los paisajes que evocan los hermosos sonidos que emanan con perfecta armonía de sus instrumentos tradicionales: desde el desierto, hasta la fertilidad de Adana, su tierra natal. Viajes imaginarios y ecos del Egipto faraónico. Momentos espirituales, símbolos religiosos, males de amor, expresados desde su cultura oriental, intensificado por el profundo conocimiento de la filosofía sufí, que ha estudiado con devoción. “Yunus, la primera melodía, es música sufí -explicaba en el concierto del día 11 de octubre en Guanajuato, dentro del marco del Festival Cervantino- El sufismo es la filosofía islámica cuya esencia se basa en el respeto y el amor a cada una de las criaturas de la tierra: los seres vivos, los animales, las plantas, las piedras… todos son criaturas de Dios, por eso no puedo decir que alguien no me gusta, todas las personas, todas las criaturas me agradan. Soy muy afortunado, porque siendo turco, puedo contar entre mis músicos con personas de todo el mundo”. Si escuchar los discos es una experiencia mística, en directo se establece contacto con un plano superior. No obstante Omar Faruk es todo misticismo. No hay más que observar su postura cuando toca, en permanente meditación. Así es posible lograr comprender porqué en directo se establece una sintonía única que cósmicamente absorbe para dejarla emanar y derramarse con toda la generosidad de su alma de músico, sobre el público que escucha totalmente embelesado. Porque en sus conciertos la gente mantiene un silencio mágico, respetuoso, divino, tan potente es su compenetración. Así es posible comprender también, cómo es posible que logre unos tonos tan elevados, casi imposibles, cuando canta. Cada uno de sus movimientos están evocados por la más alta espiritualidad a la que pueda elevarse un ser humano, la cual es perceptible en su totalidad. No obstante el alma se llena de la paz que transmite en su música, en su trato humano, cálido y afectuoso, místico, espiritual, generoso, paciente. No podría definirlo de otra manera: su música es paz. Pero él mismo, en trance místico musical, siendo tocado por los dioses, es un traductor de la energía cósmica divina.

    laurafdez27@hotmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s