35 FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO 2007 COBERTURA ESPECIAL

Opinión
Mosaico visual vanguardista para explorar las pasiones humanas
"El futuro más acá", de las exposiciones más visitadas en el FIC.
Reconoce el FIC tres décadas de trayectoria de Betsy Pecanins.
Emio Greco: el renacimiento de la danza contemporánea
Festival Internacional Cervantino
Photo Album: Festival Cervantino 2007 (Oct)
Cervantino
[EPA포토] MEXICO CERVANTINO
Esta es la aventura pasada
‘Apañan’ casona para expresar su arte…
Más fotos inútiles
Centro Histórico: De zona ambulante, a cultural
21:56 | Festejarán empresarios recuperación del Centro con verbena …
Thats me fuck!
32 cosas que son ciertas
El arte del cartel
I am in a Snit
Guanajuato
La Camerata Bariloche celebra su 40º aniversario
Recuperan el centro de la capital mexicana para la cultura y el …
Identifican ‘descomposición social’ en El Carrizo

REFORMA
http://www.reforma.com/
Quita al fado la tristeza
María Eugenia Sevilla
17-Oct-2007).-
Enviada 
GUANAJUATO.- Convertir el fado, himno a la melancolía, en una canción de carácter "positivo" es riesgoso, admite Mafalda Arnauth (Lisboa, 1974), quien de estudiante de veterinaria pasó a ser la mujer que le ha dado una voz nueva al género de la tradición portuguesa que, por siglos, ha cantado a la saudade.
"Pero es un riesgo que quiero correr", dice la cantante que se ve a sí misma como una mujer fuerte, cuya música la pinta de cuerpo entero.
Para Mafalda existen dos tipos de fado: el tradicional y el instintivo. Es este último en el que ella encuentra su expresión que, dice la artista, es en última instancia un canto a la vida, con todos sus matices.
Más allá de los cánones, para Mafalda el fado posee en esencia una realidad emocional, a la que se refiere cuando designa con ese nombre algunas piezas que no son consideradas como tales.
"De los fados tradicionales se decía que contaban historias. Es esa su materia: la vida diaria. El fado para mí es la vida. Lo que cada uno elige.
"Es como un jardín donde todos somos las flores, con sus particularidades, con su olor", explica previo al estreno mundial de su espectáculo "Flor de fado", efectuado el lunes en el Teatro Juárez de Guanajuato, dentro del 35 Festival Cervantino.
El programa, que comenta con el público en español, presenta una selección del repertorio tradicional, como el Fado menor, al que describe como "el padre del fado"; Triste Sina, "el fado más triste", o Fado Bailado, de la gran Amália Rodrigues, que con las palmas invita a acompañar al público.
En el concierto que repetirá hoy en el Lunario del Auditorio Nacional, Mafalda interpreta también canciones propias y algunas otras que, desde su perspectiva, conversan bien con el citado género popular, entre ellas La bohème, de Charles Aznavour.
Así lo había advertido en la rueda de prensa que antecedió a la función: "El fado que yo canto es mío. Soy fadista de raíz y tengo una conversación con todas las otras músicas que están en el mundo".
Heterodoxo y a la vez clásico, el estilo de Arnauth es respetuoso del espíritu fadista, acentuado por el virtuosismo de su trío de cuerdas: Paulo Parrerira en la guitarra portuguesa y Luis Pontes y el argentino Ramón Maschio en la guitarra clásica.
Las letras de Mafalda le cantan a los sueños que tiene en la palma de la mano, a sus ojos y al bendito fado.
Es bendito, dice, porque le está agradecida. Más que cantar, el fado es para ella una forma integral de vida, a la que llegó casi por azar: cursaba el último año de la carrera de Veterinaria cuando se decidió a dedicarse al canto, que hasta entonces había cultivado como un pasatiempo.
"Empecé a cantar fado como un chiste. Me forzaron cantar y descubrí una nueva vida".
Pero reconoce no haber tenido suficiente educación musical.
"Hacer arreglos es dificilísimo, porque no tengo tanta formación".
Su falta de escuela no es, sin embargo, un impedimento para que la letrista se involucre en la composición. A decir de Mafalda, la renovación en esta forma musical es parte de una necesidad generacional.
"Pero no es una necesidad de renovar, sino de decir lo que el fado me dice a mí", subraya.
"Creo mucho en Portugal, en mis raíces, en su historia y representarlo a mi manera es algo muy rico. Esta nueva generación hacía mucha falta. Ahora es el momento de ser, de darnos lo más que podamos en nuestra cultura; en 20 o 30 años espero poder decir qué quedó de este momento".
 Tome nota
 Qué: Flor de fado
Quién: Mafalda Arnauth
Cuándo: Hoy a las 22:00 horas
Dónde: Lunario del Auditorio Nacional
Cuánto: 350 y 450 pesos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s